Los Músicos También Dialogan. A Veces…

Ya de niño soñaba con conocer lugares y personas con historias muy distintas a la mía a través de la música. Era esa, y no la posibilidad de conseguir “un buen trabajo” la motivación que tenía para soportar año tras años los cursos de inglés. ¡Sería músico para poder viajar y conocer el mundo!

Tal vez sea por eso que, luego de los conciertos, tengo la costumbre de quedarme a charlar con el público, firmar CDs y conocer a las personas que hay detrás de las caras concentradas, a veces serias, a veces sonrientes, pero en su mayoría ensombrecidas, que puedo vislumbrar tras las luces del escenario.

Pero, por más que uno se esfuerce, no todos los días se puede estar en un escenario, conocer nuevas historias y vender CDs autografiados en el hall de un teatro.

Una de las cosas que más me apasiona de internet es poder contactar y relacionarme con gente con la que comparto muchos gustos y/o intereses, y que llegan a mí a través de la música… ¡mí música!

fidonetAl principio de los ’90, antes del auge de internet, llegué a experimentar con un BBS propio (una especie de website prehistórica) y era asiduo participante de los foros de FidoNet, algo así como un yahoo-groups del paleolítico. Luego llegarían ICQ (chat), la website con dominio propio (.com.ar para Argentina), Skype, MySpace, Facebook, YouTube… y el blog!

Fue recién gracias al blog que pude comenzar a establecer un diálogo con mis oyentes “virtuales” e ir conociéndolos a través de sus comentarios, mensajes privados o por facebook. La dinámica cambió totalmente: Ahora, en vez de “comunicar” quién soy, donde actúo y cuál es mi último disco, puedo tener esta comunicación en ambas direcciones y dejarme inspirar, criticar y aconsejar por ustedes, mis lectores y oyentes. Así es como dejaron de ser virtuales para ser reales. Muy reales.

Hace poco Bobi, un oyente, me contó que su padre había escrito un tango. Luego de unos cuantos mensajes de ida y vuelta e intercambios por facebook, decidí hacer un video casero tocando ese tango, que me pareció hermoso.

Otro oyente resultó que había compartido el escenario con mi maestra, Beba Pugliese. Más de uno me cuenta de recuerdos de infancia, de su pasión por la música o de sus padres y el tango… es fantástico saber que más que “oyentes”, del otro lado del ordenador hay personas de carne y hueso, con historias, sueños, nostalgias. Como yo.

¿Cuál es TU HISTORIA?

¿Cómo llegaste hasta aquí?

                                                                          ¿Qué sueño estás persiguiendo?

Me encantaría que me cuentes eso que de lo que hablaríamos seguramente a la salida del teatro… de lo que te trajo o atrajo del concierto, de los años de piano que estudiaste de pequeño, de la imagen que te vino a la cabeza al escuchar tal tema…

Podés escribir directamente aquí abajo, en los comentarios, o enviarme un mail privado a pianotango@javiertucatmoreno.com.

Mi sueño es tener cada vez menos “oyentes” y más “personas” con las que compartimos mucho más que unos cuantos mp3’s. Espero ansioso tu historia, pregunta o comentario. Seguro que los otros lectores también :-)

Gracias! Seguimos “en contacto”…

Javier Tucat Moreno– Javier

PD: ¿Hay algo en especial que te gustaría encontrar en el blog o que te gustaría recibir vía mail? ¡Siempre estoy abierto a nuevas ideas!