Concierto de Tango en la Filarmónica de Berlín

Comments: 5

Concierto de Tango en la Filarmónica de Berlín - Javier Tucat Moreno Tocar en la Filarmónica de Berlín es siempre una gran aventura. Tengo el privilegio de haber tocado nuestra querida música, el TANGO, en sus fantásticas salas y en muchas ocasiones: con distintos y variados ensambles, a veces con orquestas sinfónicas, en concierto y en espectáculos con bailarines.

Este año tuve una llamada inesperada: me preguntaban si podría tocar una semana más tarde en la segunda parte de un concierto dedicado a Astor Piazzolla junto con la Sinfonie Orquester Berlín.

En la primera parte tocaría el gran pianista Gustavo Beytelmann con su ensamble.

¡Compartir un concierto con el gran Gustavo Beytelmann! ¡Y nada menos que en la Filarmónica! ¡Y tocando Piazzolla con la orquesta sinfónica! ¡Eso ni se pregunta!

Las primeras partituras me llegaron por e-mail al día siguiente, cuando yo estaba en un festival de tango en Polonia con el Hamburg Tango Quintett. Y las últimas dos días más tarde. Fue una carrera contra reloj … ¡y eso me encanta!

El concierto fue fantástico: La Filarmónica con localidades agotadas, un repertorio de lujo y terribles músicos en escena. ¡Todos los artistas nos dejamos el alma ahí!

Como te decía, Gustavo Beytelmann se presentó en la primera parte junto a sus músicos e invitados y yo tuve el honor de sentarme a su lado para darle vuelta las páginas de sus partituras. Un verdadero “Davueltador de Páginas”. Me recordó cuando solía hacerlo en conciertos de mi maestra de piano, en el conservatorio de Buenos Aires.
Siempre que puedo participo de las clases magistrales de Beytelmann, sea solo, en grupo o con Anahí. Es un gran maestro y se aprende mucho de este gran músico. Esta vez tuve la suerte de tener un poquito más de tiempo para charlar con él de diversos temas, musicales y no tanto… Siempre muy enriquecedor.

Volviendo al concierto, la orquesta sinfónica dirigida por Igor Budinstein, tocó con fuerza, humor y flexibilidad y contaba, como primer contrabajo, con la tanguerísima Ofelia Stoll, mi amiga y compañera por años de todo tipo de aventuras tangueras, desde Berlín hasta Taiwan y México. El bandoneonista Michael Dolak también solía tocar con nosotros en esas épocas. Esa noche volvió a estar, como entonces, parado con suu fueye a mi lado. ¡Qué gran placer y enorme bendición que es poder tocar con tan buenos músicos, en una de las mejores salas de concierto del mundo, piezas como Adios Nonino, Chau París, Contrastes, Bando, Imperial o Libertango!

Hace unos días recibí estas hermosas Fotos del concierto y me gustaría compartirlas con vos: Sólo tenés que hacer clic en la foto de aquí abajo para comenzar una presentación de diapositivas. Te recomiendo hacer clic en el ícono de pantalla completa (abajo a la derecha) ;-)

Por favor, déjame tu comentario aquí abajo, sí? Por ejemplo, ¿alguna vez has estado en un concierto o espectáculo de tango en la Filarmónica o en otro lugar? Si es así, ¿qué es lo que más te gustó? Si no, ¿a que se debe? ¿Te gustaría ir a uno?

Bueno, ¡que disfrutes las fotos y hasta la próxima!

Javier

La presentación de diapositivas también se puede ver en: Diapositivas – Concierto de Tango en la Filarmónica de Berlín

5 Comments

  • Daniel Raùl Greco dice:

    Estimado Javier. Felicitaciones por todo lo que haces por nuestro tango en esos escenarios tan importantes junto a mùsicos tan prestigiosos.¡Adelante…! Que Dios te bendiga. Que continùen los èxitos.
    Fuerte abrazo,
    Daniel

  • jose dice:

    Maestro Javier. Muchas felicitaciones esos escenarios maravillosos donde uted toco, son para profesionales que como usted llevan el tango en el corazon. Me alegra muchisimo.

    Que coseche muchos exitos en su carrera.

  • miguel leon dice:

    mi hermano felicitacion …. que dios lo bendiga y lo tenga haciendo bna musicaa … exitos

    • Muchas gracias, Miguel. Tener la posibilidad de tocar en estos escenarios, con semejantes músicos y poder compartir las emociones que transmite el tango con tanta gente es una gran bendición.

Deja un comentario